Blog de la Biblioteca de "El Reyes"

Grupo de la biblioteca

C.C.E.E. Reyes Católicos

DOS VOCES HISPANOAMERICANAS CONTEMPORÁNEAS

Escrito por Lenguareyescatolicos 22-01-2018 en Los lunes, poesía. Comentarios (0)

Las cicatrices

No hay cicatriz, por brutal que parezca, 

que no encierre belleza.

Una historia puntual se cuenta en ella,

algún dolor. Pero también su fin.

Las cicatrices, pues, son las costuras 

de la memoria,

un remate imperfecto que nos sana

dañándonos. La forma

que el tiempo encuentra

de que nunca olvidemos las heridas.

Piedad Bonnett, en Antología de la Poesía Colombiana Contemporánea


Pobre Valerio Catulo

A quién darás hoy tus versos, infeliz Catulo?
sobre qué muslos posarás la mirada? Qué cintura rodeará tu brazo?
cuáles pezones y cuáles labios habrás de morder inagotable hasta el hastío?
Termine ya la dolorosa pantomima: fue siempre Lesbia, 
exquisito poeta, caro amigo,
 un reducto inexpugnable.
A qué recordar su mano floreciente de jazmines o aquellos leves gorjeos 
 sonando tibios en tu oído?
para qué hablar del amor o del deseo si ella es su imagen misma?
por qué evocarla y consagrarle un sitio perdurable en la memoria? por qué Catulo?
por qué?
Que tus versos no giren más en torno a sus jeans, a su blusa sisada,
que tu cuerpo se habitúe a esa densa soledad absurda y prematura,
que su nombre y su figura de palmera y su mirada de gladiola 
 se pierdan, poco a poco,
ineluctablemente y de modo irreversible,
 en el incierto y doloroso
 ir y venir de los días.
Y que a nadie importe si se llamaba Denisse, Clodia o Valentina
qué caso tiene pobre Valerio Catulo? qué caso tiene?

Alí Calderón, en Cien años de poesía hispanoamericana


La víspera incierta. LUIS ANTONIO DE VILLENA

Escrito por Lenguareyescatolicos 19-01-2018 en Los lunes, poesía. Comentarios (0)

LA VÍSPERA INCIERTA

Volvió casi clareando a casa, como otras veces.

Estaba algo aturdido de cerveza y los restos infelices

de medio éxtasis tomado, con ella, al filo de las once.

Sin quitarse los pantalones, sólo de medio cuerpo

desnudo, se echó en aquella cama estrecha, dejando

encendida la luz de la lámpara de estudio...

No pensó en la música ni en la novela que estaba

leyendo -ahí, sobre la mesa- ni en el día de sol

que había concluido en aquella noche de música

y de juerga. Sentía unas tremendas ganas de llorar

y un extraño peso en el pecho. La vida era mezquina

-sintió- y nunca llegaría a ningún sitio.

Pasarían los días y crecería el tedio

y como una piedra muy grande pesaría la rabia.

Quería dar golpes a alguien, gritar, aullar,

soltar el rencor por los dedos, la pena, la impotencia,

la angustia, ese terrible peso, que le decía nunca,

no, nunca, nada, jamás, desiste, nunca.

Y entonces en ese instante en que el pecho crecía

de desazón y páramo infecundo, empezó a llorar

ruidosamente, a llorar -no sabía bien por qué-

a llorar solo en su cuarto estrecho de estudiante,

entre libros, discos y aquel póster de Prince muy raro.

Lloró medio desnudo, revuelto el pelo, casi de día,

lloró sin importarle que su madre lo oyera,

si es que madrugaba un domingo, cosa poco probable...


Primera fotografía de Hitler. WISLAWA SZYMBORSKA

Escrito por Lenguareyescatolicos 05-12-2017 en Los lunes, poesía. Comentarios (0)

Primera fotografía de Hitler

¿Y QUIÉN ES ESTE NIÑO con su camisita?

Pero ¡si es Adolfito, el hijo de los Hitler!

¿Tal vez llegue a ser un doctor en leyes?

¿O quizá tenor en la ópera de Viena?

¿De quién es esta manita, de quién la orejita, el ojito, la naricita?

¿De quién la barriguita llena de leche? ¿No se sabe todavía?

¿De un impresor, de un médico, de un comerciante, de un cura?

¿A dónde irán estos graciosos piecitos, a dónde?

¿A la huerta, a la escuela, a la oficina, a la boda

tal vez con la hija del alcalde?

Cielito, angelito, corazoncito, amorcito,

cuando hace un año vino al mundo,

no faltaron señales en cielo y en la tierra:

un sol de primavera, geranios en las ventanas,

música de organillo en el patio,

un presagio favorable envuelto en un fino papel de color rosa.

Antes del parto, su madre tuvo un sueño profético:

ver una paloma en sueños, será una buena noticia;

capturarla, llegará un visitante largamente esperado.

Toc, toc, quién es, así late el corazón de Adolfito.

Chupete, pañal , babero, sonaja,

el niño, gracias a Dios, está sano, toquemos madera,

se parece a los padres, al gatito en el cesto,

a los niños de todos los demás álbumes de familia.

Ah, no nos pondremos a llorar ahora, ¿verdad?,

mira, mira, el pajarito, ahora mismo lo suelta el fotógrafo.

Atelier Klinger, Grabenstrasse, Braunen,

y Braunen no es una muy grande, pero es una digna ciudad,

sólidas empresas, amistosos vecinos,

olor a pastel de levadura y a jabón de lavar.

No se oye el aullido de los perros, ni los pasos del destino.

El maestro de la historia se afloja el cuello

y bosteza encima de los cuadernos.


1972. Pablo García Casado

Escrito por Lenguareyescatolicos 27-11-2017 en Los lunes, poesía. Comentarios (0)

1972

 parís, texas

por qué travis qué hay de esa oscura pregunta 
por qué la casa en ruinas por qué él por qué ella 
por qué el verano de mil novecientos setenta y uno 

qué tuvo que pasar qué clase de química por qué 
la huelga en el sector metalúrgico por qué el atasco 
por qué llegaron rendidos y aún así se besaron 

como si mi vida les fuera en ello


CONCURSO LITERARIO Y ARTÍSTICO DEL DÍA DEL IDIOMA 2018

Escrito por Lenguareyescatolicos 26-11-2017 en Concursos literarios. Comentarios (0)

El CCEE Reyes Católicos inicia la andadura de la nueva edición del concurso literario y artístico del Día del Idioma.

Aquí os dejamos el librillo con las bases.

El tema de este curso es  EL VIAJE.

Bases del concurso